lunes, 21 de noviembre de 2016

La Iglesia va perdonar a quienes practiquen el aborto, solo lo permitirán los obispos: Benito Cuenca

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo Gro, a 21 de noviembre del 2016.- Luego del anuncio del Papa Francisco desde el Vaticano, donde señaló que la Iglesia ya podrá perdonas a las personas que hayan practicado algún aborto, el padre Benito Cuenca Mayo, encargado de la catedral de La Asunción de María, aclaró que esa determinación depende aplicarla solamente a los obispos, y solamente en los casos donde exista el real arrepentimiento y el total acercamiento a la Iglesia.

Recalcó: “El llamado Año Santo concluyó apenas el pasado domingo y en ese tiempo se permitió el arrepentimiento para todas aquellas familias o personas que hayan practicado algún aborto, de manera tal que luego de este tiempo de perdón, se supone que regresaría la postura de censura y reprobación a ese tipo de acciones, sin embargo, el Papa Francisco en su homilía del pasado domingo en el Vaticano, anunció que esta situación de perdonar a los que por alguna razón hayan hecho ese tipo de acciones, queda ya establecida y de manera permanente”.

Que ante el anuncio, existió desinformación en Guerrero, ya que los obispos son los que deben dar un comunicado al respecto, y no lo han hecho, pero en teoría, si esto se sigue aplicando, tendría que ser a través de los obispos, o bien los padres penitenciarios con el aval de algún obispo, podrían llevar a cabo la ceremonia del perdón en nombre de Dios a aquellos que practicaron el aborto, pero que buscan la misericordia de Dios.

Recordó que el Santo Padre habría dispuesto que del ocho de diciembre del 2015 hasta el 20 de noviembre del 2016, tiempo denominado Año Santo, el Santo Padre determinó  y autorizó a todos los sacerdotes católicos para aplicar el perdón a todos aquellos que, de alguna u otra manera practicaron el aborto, por lo que los obispos son los encargados de poder otorgar el perdón a los pre3suntos responsables.

Dijo, que “existe otra posibilidad, cuando los obispos de alguna comunidad o pueblo no se encuentran en el lugar donde difunden la palabra de Dios, entonces, los llamados padres penitenciarios son los avalados por los obispos para que, de igual manera, puedan otorgar el perdón a los que hayan cometido esa pena”.

Por lo que se tiene que apresurar el nombramiento y el aval de los padres penitenciarios para que obtengan el aval de los obispos y puedan cumplir con esa práctica que, además de necesaria, con este anuncio se espera que hasta pudiera convertirse en masiva.

Reiteró que con esta nueva disposición que acaba de dar el Papa Francisco, se tiene llevar a cabo una reunión urgente de obispos para que se organice esta nueva disposición del Vaticano, y las personas puedan comenzar a buscar el perdón y la misericordia de Dios, finalizó.