miércoles, 23 de noviembre de 2016

Omisión del estado por tolerancia de civiles armados ante la ola de violencia, advierte el ombusdman

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo Gro, a 23 de noviembre del 2015.-El  presidente de la Comisión Defensa de los Derechos Humanos (Codehum), Ramón Navarrete Magdaleno, advirtió que existe omisión por parte del gobierno estatal al tolerar grupos de civiles armados, pero también hay responsabilidad de la ciudadanía al apoyar a los grupos de autodefensa ante la creciente ola de violencia que azota a la entidad.

Así los dijo  ante los constantes reclamos de los ciudadanos que piden el desarme de las guardias comunitarias, como las que operan en Teloloapan y en la comunidad de Tlaltempanapa, municipio de Zitlala, señaladas de participar en la desaparición de personas y que en reiteradas ocasiones han participado en operativos junto con el Ejército y Policía del Estado.

“Es una omisión, pero también es una falta de participación de la ciudadanía, la gente que ves metida en eso que tu mencionas, son ciudadanos como tú y como yo, que un día decidieron lanzarse a una aventura al margen de la ley”, refirió Navarrete Magdaleno.

Subrayó  que el apoyo que parte de la sociedad brinda a estos grupos de civiles armados, complican la actuación del estado, y pasan a afectar los derechos del resto de la ciudadanía.

Que gran parte de la violencia es responsabilidad de la sociedad, desde quienes consumen, distribuyen o procesan drogas, y es la misma que en determinado momento exige a las autoridades seguridad y justicia.

A pregunta expresa  si este planteamiento exenta al estado de responsabilidad, comentó: “No, es responsabilidad del estado la seguridad pública, pero no podemos decir la sociedad que solo es responsabilidad del estado (...) hay que ir a origen del problema y al que tendremos que entrarle toda la sociedad.

Planteó que una de las salidas viables a este conflicto es legislar, para que los grupos armados que se autodenominan “policías comunitarias” se sometan a la ley, se identifiquen, se capaciten y que se hagan responsables de sus acciones.

Dijo que la Comisión a su cargo ha estado cerca de los acontecimientos de violencia se están dando diferentes partes del estado, y que este fin de semana tuvo uno de sus más altos niveles. Aseguró que es lamentable que se esté dando una confrontación entre ciudadanos o grupos de la delincuencia organizada, como recientemente ocurrió en Arcelia, Teloloapan y Zitlala,  finalizó.