martes, 20 de diciembre de 2016

Acapulco puede revertir su ciclo de desgaste como destino turístico: Especialistas de la UNAM


1 / 3









México, D.F., a 20 de diciembre de 2016.- Bañado al sur y al oeste por el Océano Pacífico, custodiado al norte por Coyuca, Chilpancingo, y al este por Juan R. Escudero y San Marcos, Acapulco no sólo fue una de las entradas del viejo continente a nuestro país, sino la primera experiencia playera de cientos de miles de mexicanos y turistas extranjeros.

Inmerso en el epílogo de un ciclo, aquejado por la masificación, la estandarización de sus servicios y particularmente por la violencia, que trasciende la dinámica del propio turismo, el puerto guerrerense se encuentra en una transición que se puede superar, consideró Gustavo López Pardo, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

“Acapulco es un destino maduro y en la actualidad tiene que renovarse o incrementar su deterioro; no deja de ser un ícono del turismo tradicional: todos hemos escuchado de ese puerto, lo hemos visto en cine, fotografías o series. Cuenta con una extensa infraestructura hotelera, restaurantera, pero está obligado a generar políticas que den mayor tranquilidad al destino; mientras no se resuelva ese asunto, difícilmente se podrá recuperar su potencial”, indicó.

Y es que según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2015 se ubicó como el municipio más violento del país, y como la cuarta ciudad a nivel mundial al registrar una tasa de 104 homicidios por cada 100 mil habitantes.

El reporte más reciente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que data de marzo de 2016, refiere a Acapulco como la tercera ciudad más insegura del país, según la percepción de sus propios habitantes, sólo detrás de Villahermosa, en Tabasco, y la región Norte de la Ciudad de México, que incluye las delegaciones Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza e Iztacalco.

Por su parte, Álvaro López López, del Instituto de Geografía (IGg), citó a Richard Butler, teórico y profesor emérito de la Strathclyde Business School, en Glasgow, Reino Unido, que estudia los ciclos que vive el turismo litoral. Acapulco, dijo, se encuentra en una fase de declive, por lo menos en la parte turística que se masificó en los primeros decenios.

“Se considera que un centro litoral está en declive cuando, con su masificación, las clases sociales de mayor capacidad de consumo se retiran y arriban las de menor nivel de compra”, explicó el universitario, quien también señaló que el problema no es la llegada de población de niveles socioeconómicos más bajos, sino el hecho de que se empobrecen los espacios que antes fueron de “moda” y que sufren una desinversión de los capitales privados y de los propios gobiernos.

El problema parece no tener salida, pues este modelo turístico funciona a partir de la alta rentabilidad; si se desea evitar estos problemas, se debe apostar a modelos turísticos de bajo impacto. A pesar de todo, Acapulco aún es protagonista del turismo nacional (y a veces internacional), sobre todo por su posición estratégica, al estar cerca de la Ciudad de México.

“Tiene un conjunto de turistas cautivos que gastan poco dinero, que se pueden desplazar, que consumen productos baratos, por lo general de baja calidad; además, sufre de graves problemas de contaminación en sus playas. Corresponde a las autoridades locales renovar esa tendencia”, subrayó.

Propuestas

Con diferentes ángulos, contextos históricos y académicos, el registro de tesis de la UNAM arroja 906 publicaciones vinculadas con la palabra “Acapulco”, lo que demuestra la importancia de este puerto. Para lograr su gloria pasada, Gustavo López Pardo propuso:

Garantizar mayor tranquilidad y generar opciones turísticas que vayan más allá de sol y playa; esto último tiene que ver con el encadenamiento de los diferentes servicios y actividades que se ofrecen; es decir, crear circuitos o recorridos que involucren a las comunidades locales y permitan que el visitante diversifique su estancia.

En tanto, Álvaro López apuntó que en otros lugares del mundo ya han tomado previsiones en ciudades que tenían la misma situación que Acapulco. España, ejemplificó, tiró hoteles ubicados frente a las playas, gigantescos en su época. En Calviá, en las Islas Baleares, se reorganizó el espacio para acabar con la idea del turismo masificado, se luchó contra la corrupción en la toma de decisiones y se fomentaron modelos de un turismo más discreto y alternativo.

Finalmente, los investigadores coincidieron en que esta actividad no puede resolver los problemas nacionales, pero sí es un instrumento que puede ser útil en una estrategia de reactivación del crecimiento económico, particularmente en 2017, cuando el tradicional Tianguis Turístico regrese a Acapulco.




Trasfondo Acapulco te presenta los mejores reportajes en televisión. No te lo pierdas a las 9:00 de la noche en el canal 151 de Cablemas. Sigatv o en www.youtube.com/trasfondoinfo