lunes, 5 de diciembre de 2016

El miedo prevalece entre los transportistas de esta capital. Por eso evitan dar servicio a colonias periféricas de la ciudad

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo Gro, a 5 de diciembre del 2016.-Luego de la ola de violencia que prevalece en la capital del estado, los  choferes del transporte público ya no quieren  dar  el servicio a colonias aledañas,  todo como medida de seguridad, donde al  menos   23 de sus compañeros en los últimos dos meses. 

 Mismo que varias colonias se  han quedo sin servicio por la ola de  violencia que  prevalece en la entidad, ya que en repetidas ocasiones han asaltado en  los choferes en pleno día y han asesinado a 23  transportistas; por eso  Servando de Jesús Salgado Guzmán, líder de los  integrantes del Consejo del Autotransporte en la zona Centro de Guerrero, el pasado  miércoles protestaron en las entradas de palacio municipal, todo para exigir seguridad al gremio del transporte, donde parte de las tres autoridades tanto municipal, estatal y federal  no han dado resultado.

Por eso todos los  transportista han  visto  invadidos de miedo en los últimos días; dijeron  los choferes de  las  combis que emitieron sus nombres  por temor a represalia, "no acudir a colonias alejadas de la zona urbana, no dar servicio a usuarios con actitud sospechosa o en estado alcohólico, son algunas de las medidas", señaló uno de los entrevistados.

Subrayó que  no desean ser víctima constante de la delincuencia organizada, porque en los últimos dos meses se han registrado 23 ejecuciones contra taxistas y combieros esta ciudad capital del estado. Mismo que  ha originado  que  los choferes que ya no quieren trabajar ni en el día,   por el cual  la  "la violencia no respeta horarios". 

Lamentó que  los   taxistas   y combis, en horas nocturnas evitan dar servicio a colonias alejadas como la CNOP, Francisco Javier Mina, Tatagildo, La Cinca, entre otras. Debido que  han sido  víctima los choferes de asaltos. Mismo que  los choferes de radio-taxis  usan a las redes sociales, donde  pueden pedirse a través de Facebook o Watsapp, prefieren esperar a que los clientes soliciten un servicio, con lo que evitan salir a buscar clientes a la calle.

 Recordaron  que  la semana pasada dos trabajadores del volante fueron encontrados asesinados en el interior de un taxi, en la colonia del PRI; mismo que de igual forma se la reflejado la inseguridad que se  vive,  y que  lamenta que  las autoridades  lo sigan ligando con la violencia que azota a la ciudad, debido  que ellos  han  sido víctimas  por  la delincuencia.

Lamentaron que no exista  justicia en cuanto a los crímenes en los que sus compañeros fueron víctima, de los cuales, por lo menos la mitad se han registrado a plena luz del día.

Como se recordará el líder del transportista Servando de Jesús Salgado Guzmán, protestaron en las entradas de palacio municipal,  todo para exigir  seguridad al gremio del transporte, donde parte de las tres niveles de gobierno no han dado resultado alguno contra la violencia

En donde demandaron al alcalde capitalino por la inseguridad que prevalece  contra  el sector transportista, debido ya que en últimos dos meses han asesinado a 23  chóferes en la capital del estado. Donde exigió una auditoria  contra el ayuntamiento por el  desfalco de 106 millones de pesos en el ayuntamiento, "voy a presentar las denuncias correspondientes para que se les haga  una auditoria en cuestión de seguridad", dijo, por eso exigió  una audiencia con el alcalde Marco Antonio Leyva".

Dijo que al menos 23 transportistas han sido asesinados en los últimos dos meses en el municipio de Chilpancingo, por la falta de seguridad, quien no ha querido atender el tema de la violencia, denunció el presidente del Consejo de Autotransporte de la región Centro, Servando de Jesús Salgado Guzmán, mismo que va exigir una auditoria para que se aclare a donde va parar el dinero que se destina a seguridad pública.

Y que como integrante del Consejo de Autotransporte, dijo que los transportistas tienen miedo de salir a trabajar ante los asesinatos, y "no son delincuentes, y lo único que piden es seguridad para poder trabajar", pero que la mayoría de la población lo describe como delincuente y de formar parte del la delincuencia organizada.