viernes, 13 de enero de 2017

Cremarán este viernes restos de Angel Aguirre Herrera




*Priistas, perredistas, de MC, funcionarios, gobernantes y periodistas, desfilan ante el féretro del joven hijo del ex gobernador de Guerrero.

FOTOS Y NOTAS STAFF/ TRASFONDO
Mireya Valle y Rocío Luna/ enviadas especiales

CDMX a 12 de enero de 2017.- TRASFONDO.- Un demacrado ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, que ni siquiera tuvo ánimo para vestirse de luto y llegó al funeral vistiendo unos vaqueros y camisa a cuadros, vio, en lo que quizás sea la noche más negra de su vida, desfilar, en la funeraria Gayosso, de Félix Cuevas, a decenas, cientos, de políticos de todos los partidos de Guerrero, y hasta de los independientes, periodistas, funcionarios de todos los niveles, que alguna vez recibieron una muestra de generosidad, una palmada en la espalda, un consejo, o hasta la declamación del costeño poema de Rubén Mora, dedicado a la mujer morena, (Morena jocunda y risueña/ con tu boca de sandia/morena por tu color) que lo hizo famoso y agradable en el ambiente bohemio.
Lo que en otro momento, cuando estaba recorriendo el estado para ganar algún puesto de representación popular, como lo hizo durante 30 años en que fue de todo, desde funcionario, diputado local, diputado federal, senador, dos veces gobernador) pudo haber sido motivo de alegría, esta vez le mantenía con la mirada baja, taciturno, casi sin saludar. Y es que ahí, en un sobrio ataúd de madera, yacía su joven hijo Ángel Aguirre Herrera, a quien tuteló desde joven, para que siguiera su ejemplo e hiciera carrera política (incluso le puso dos veces a sendos couch experimentados), sorprendido por la muerte, un aneurisma, se dijo oficialmente, segó su esperanza, la de los dos, la del que perdió la vida y la del que al perder a su hijo perdió también un motivo de vida.
Ahí llegaron las coronas funerarias, de la presidencia de la República, con cuyo inquilino llegó a tener una gran amistad, misma que se rompió de pronto por las veleidades de la política; del jefe de gobierno de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, reacio a afiliarse al PRD, de la Segob, en donde despacha el ex gobernador René Juárez Cisneros; del PRI, su otrora partido, del senador Sofío Ramírez, ese sí su amigo, aunque se haya regresado al tricolor cuando lo vio en desgracia; su primo y ex rival por la gubernatura, Manuel Añorve Baños, con quien sin embargo había vuelto la cercanía.
No faltaron los empresarios, los diputados y alcaldes de distintos municipios de Guerrero; los diputados federales, los funcionarios. Todos ellos que llegaron a sus puestos gracias a algún favor del político de Ometepec.
Llamó la atención la presencia del gobernador Héctor Astudillo Flores y de los ex gobernadores Rubén Figueroa Alcocer y Rogelio Ortega Martínez y, en especial, del alcalde de Acapulco Evodio Velázquez Aguirre, como muestra de caballerosidad y de que en estos trances no importan los desencuentros pasados, como cuando ambos luchaban por la candidatura a la alcaldía del puerto.
Parecía una clase política unida en torno al dolor. Podrán despedazarse en la lucha por el poder, pero la muerte de un ser querido se respeta, parecieran decir, con sus guardias de honor, su deambular silencioso por las capillas A y B donde se velaban los restos, en tanto se lleva a cabo la cremación que se espera sea este viernes a las 9:00 de la mañana, para que luego sus cenizas sean llevadas en una cripta a Ometepec, su terruño en la costa de Guerrero.





Trasfondo Acapulco te presenta los mejores reportajes en televisión. No te lo pierdas a las 9:00 de la noche en el canal 151 de Cablemas. Sigatv o en www.youtube.com/trasfondoinfo