jueves, 5 de enero de 2017

Por 30 pesos al día, el asesinato múltiple en Acapulco

"Ya no sabe uno ni qué hacer..."
Explicó un hombre al reportero de Trasfondo informativo, que recorría la zona donde apenas dos días antes se suscitara un ataque armado contra comerciantes de un tianguis dejando cuatro muertos en el lugar y dos heridos que más tarde también perdieron la vida.
-Nos piden 30 pesos diarios para dejarnos vender.
Agregó el entrevistado anónimo y añade "la verdad uno no arriesga la vida por tan poco dinero, pero el problema es que son como 50 grupos de matones distintos; cuando uno le paga a uno de ellos, llega el otro más tarde y también te cobra, y así, si le pagas a uno te mata el otro y si no el otro...".
El hombre mueve la cabeza con desesperación. "Yo por eso mejor dejé ya de vender y me dedico a otra cosa".

Y si, el dato de las 50 pandillas criminales que se disputan Acapulco fue dado a conocer oficialmente no hace mucho por el propio fiscal general del estado, Xavier Olea, quien se ha ganado cierta fama por hablar con soltura del tema de la seguridad, sin cuidar tanto las formas políticas al grado de que ha puesto en aprietos al propio gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, como cuando declaró que a un criminal secuestrador de la zona de Tierra caliente, conocido como El Tequilero, no lo pensaba detener, sino a "darle pa abajo", que en el argot significa quitar la vida a alguien, aunque después su equipo de prensa intentó recomponer el asunto y afirmó -sin  logar que alguien le creyera- que con esa frase en realidad quiso decir que lo querían bajar, hacer descender, de la sierra en donde se ocultaba.

El tianguis atacado solo tiene permiso de ponerse los miércoles, y cada vez ocupa un sitio menos a la vista y más reducido, luego de que fuera fundado por un entonces poderoso líder priista militante de una de las corrientes más fuertes del tricolor en el puerto, Antonio Valdez Andrade, y que empezó a perder fuerza, primero a raíz de que el PRD le arrebató el gobierno municipal con Zeferino Torreblanca Galindo, como abanderado y luego a la llegada a la ciudad de franquicias de poderosos carteles de criminales y sus múltiples divisiones, quienes siempre intentaron absorber al líder, sin conseguirlo, hasta que Valdéz Andrade terminó siendo asesinado, al negarse a incorporarse a alguno de los carteles.

"Lo que pagan los comerciantes para que se les deje vender y se les proteja, apenas alcanza para uno y lo que tiene que repartir al gobierno...así que no queda para pagarle a otros que vengan a decir que nos protegerán", dijo a uno de sus amigos que lo visitó en el hospital Magallanes, donde estuvo internado, tras un primer atentado.

El mismo mercado sobre ruedas ha sufrido también ataques incendiarios, balaceras diversas y otro tipo de agresiones, sin que las autoridades hayan desplegado algún operativo especial para proteger a los comerciantes, casi todos minoristas y revendedores que apenas sacan para comer al día.




Míranos: Trasfondo Acapulco te presenta los mejores reportajes en televisión. No te lo pierdas a las 9:00 de la noche en el canal 151 de Cablemas. Sigatv o en www.youtube.com/trasfondoinfo