jueves, 16 de marzo de 2017

Padres de familia del Jardín de niños Nicolás S. Naime protestaron y bloquearon otra vez el “Puente el Capricho” donde exigen la salida de la directora del plantel Graciela Arellano González

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo Gro, a  16 de marzo del 2017.-Padres de familia y personal docente del Jardín de niños Nicolás S. Naime que se ubica en la colonia  escena en que se ubica en la Colonia del pri en esta ciudad capital paralizaron labores y bloquearon el puente El Capricho con el objetivo de su visita de las autoridades educativas del estado y del propio gobernador para pedir la destitución de la  actual director a Graciela Arellano González; a quien lo acusan de desmantelar  a la  institución educativa y al personal,  mismo que  no ha tenido una competencia, denuncio Celsa Soriano Jiménez presidenta de participación ciudadana del comité de padres de  familia.

"Queremos el cambio de la directora Graciela Arrellano González, debido que esta maestra ha generado mucho conflicto de  manera  inicial con el comité de padres de  familia. Esta mañana, entre  maestros y padres de familia del Jardín de Niños Nicolás S. Naime de la colonia del PRI, en la capital, bloquearon  los accesos del puente El Capricho.

Los padres protestaron afuera de la institución para exigir que se asigne a una directora, ya que expulsaron a la anterior que era, Graciela Arellano, y desde entonces no tienen quien dirija la institución educativa. Posteriormente, se trasladaron a la calle 1 de esa colonia donde se encuentra el puente vehicular conocido como El Capricho, el cual conecta desde el Encauzamiento a la colonia del PRI y cruza el bulevar Vicente Guerrero.

Por  otra parte en días pasados los mismo padres de familia bloquearon el puente "El capricho" ubicado, para denunciar que  los niños  del jardín de niños "Nicolás Naime" presentaban  cuadros de gastroenteritis y enfermedades diarreicas debido a que la preparación de alimentos se hace con agua extraída de pozos y transportada en pipas, lo que pone en riesgo la salud de 160 menores.

En donde exigían que las autoridades competentes verifiquen  el  filtro de agua con que cuenta la escuela es efectivo para erradicar posibles contaminantes en el líquido que consumen. Ya que desde hace dos semana informaron que se está cocinando con "agua de pipas", "y ya hay padres que han denunciado que sus hijos padecen enfermedades del estómago".

"Los padres de familia presentaron recetas y comprobantes de que los niños se han estado enfermando",, dijeron  uno de los manifestantes. Y que por lo tanto  una comisión de padres ha acudido al jardín de niños para buscar una respuesta del por qué se está utilizando ese tipo de agua para la preparación de alimentos, sin embargo, los empleados de cocina se negaron a darles detalles.