jueves, 27 de abril de 2017

Insisten trabajadores que hay un grave desabasto de medicinas y materiales de curación en hospitales


-Acusan de omisa a la dirigente sindical, Beatriz Vélez

 

Chilpancingo, Gro., abril 27 de 2017 (IRZA).- Médicos, enfermeras y personal administrativo de los hospitales generales de Chilpancingo y Acapulco denunciaron que la Secretaría de Salud no abastece de suficientes medicamentos a estos nosocomios.

Lo anterior ha provocado que se les pida a los familiares de los pacientes que acudan a las farmacias privadas a comprar el medicamento.

"En el Hospital Donato G. Alarcón de Ciudad Renacimiento (en Acapulco), a mí me tocó atender a un niño que sufrió una caída y se fracturó los pies y el codo, y tenía el yeso para estabilizar los huesos, pero no había férula y vendas, así que se tuvo que pedir a los familiares que fueran a la farmacia a comprar esos productos", relató el médico de ese nosocomio Miney Ramírez Palma.

Indicó que eran las 12 de la noche del pasado lunes cuando se mandó a los familiares salir a la calle a comprar el material.

"¿Cómo es posible que se mande a la gente salir a la calle a las 12 de la noche en Ciudad Renacimiento, cuando a esa hora ya no sabe si se regresa o no a la casa, por la inseguridad que existe?", cuestionó.

Francisco Vázquez, quien forma parte del personal del Departamento de Adquisiciones del Hospital General "Raymundo Abarca Alarcón" de Chilpancingo, señaló por su parte que es grave la escasez de medicamentos y material de curación en este centro hospitalario.

"Nosotros como trabajadores estamos desesperados porque no podemos atender debidamente a la ciudadanía que requiere de un servicio médico", afirmó.

Señaló que mucha gente se queda afuera de las instalaciones porque no se les puede atender, ante la falta de insumos médicos.

Los trabajadores aseveraron que existen recursos económicos en la Secretaría de Salud, pero ignoran el por qué del desabasto de medicamentos.

Los trabajadores insistieron que pese a que la diputada federal priísta y secretaria general de la Sección 36 del Sindicato de Trabajadores de Salud (SNTS), Beatriz Vélez Núñez, sabe de la falta de material médico en los 900 centros de salud y hospitales generales, "no hace nada para exigir al gobierno de Héctor Astudillo" para que se regularice la situación.

"La dirigente sindical bien podría convocar a la base trabajadora a un paro de labores para que haya abasto de medicamentos en todas las clínicas y hospitales, pero no lo hace por sus fuertes compromisos que tiene con el gobernador", afirmó el trabajador.

Los médicos, enfermeras y personal administrativo de los hospitales de Acapulco y Chilpancingo acusaron a Beatriz Vélez de utilizar el cargo sindical con propósitos políticos, ya que, según ellos, anda en precampaña para que el PRI la postule como candidata a la alcaldía de esta capital.

También la acusaron de ser cómplice con las autoridades para que muchos trabajadores sufran intimidaciones, acoso laboral y cambios de adscripción, luego de las protestas realizadas porque no se les brindan medidas de seguridad en su centro de trabajo.

"Beatriz Vélez, en vez de defendernos, se une a la autoridad para que agredan nuestros derechos laborales", acusó la trabajadora Erika Salgado. (www.agenciairza.com)


Enviado desde mi dispositivo Samsung