viernes, 14 de abril de 2017

Médico guerrerense urge a gobierno legalizar la producción de amapola

Médico guerrerense urge a gobierno
legalizar la producción de amapola

Ejecutivo y legislativo deben "tomar el toro por los cuernos" y gestionar ante la ONU que autorice a México la producción y comercialización con fines medicinales, como ya ocurre en 18 países, señala el neurocirujano José Inocente Ariza Tapia

Francisco Javier Flores V.

José Inocente Ariza Tapia.
El gobierno mexicano no ha querido "tomar al toro por los cuernos" e iniciar las gestiones para que la Organización de las Naciones Unidas autorice aquí la producción y comercialización de los derivados de la amapola con fines medicinales, pese a que México es el segundo país productor de este opiáceo a nivel mundial.
Así lo señaló el reconocido neurocirujano guerrerense José Inocente Ariza Tapia, quien indicó que este es un tema que debe plantearse desde el gobierno federal a través de la Secretaría de Salud y las comisiones respectivas del Senado de la República y la Cámara de Diputados, así como de sus similares en los estados.
Particularmente, dijo que en Guerrero debería ser un asunto prioritario, pues si bien nuestro país es el segundo productor mundial sólo debajo de Afganistán, el estado es el primer productor a nivel nacional, además de que tiene más de un año que el gobernador Héctor Astudillo Flores planteó esa posibilidad y a la fecha no se lleva ningún avance.
En un encuentro con medios de comunicación, el especialista, quien a la vez preside la asociación civil "Acapulco nos Necesita", consideró que se ha confundido el debate en torno a la propuesta de legalizar las drogas, en especial la mariguana y la amapola, siendo que se trata de temas completamente distintos.
Añadió que mientras en la cannabis se legisla para usos lúdicos, en el caso de la amapola su legalización para usarla con fines medicinales data de 1962, cuando fue aprobada en la Convención Internacional de Estupefacientes llevada a cabo por la Organización de las Naciones Unidas, y de entonces a la fecha 18 países han logrado la autorización para producir, cosechar, distribuir e industrializarla con fines medicinales.
"Tenemos un atraso impresionante. Son temas completamente diferentes y de ahí que se debe retomar esto con bastante seriedad. La mariguana no está autorizada para fines medicinales en nuestro país y en algunas partes del mundo apenas se está dando. Y la amapola y sus derivados ya se usan de manera legal como fármacos para el dolor", explicó.
Dijo que creando un marco legal para su producción el gobierno, con el apoyo del órgano fiscal internacional para el control de estupefacientes de la ONU, que es quien da los lineamientos y el aval al país que ya puede dedicarse a esto de manera legal, estaría en condiciones de hacer frente al problema del narcotráfico, a través de políticas transversales que involucren a las distintas dependencias gubernamentales.
Ariza Tapia estimó necesario que el gobierno mexicano designe a un encargado para agilizar el trámite ante Naciones Unidas y echar a andar un programa piloto en México y particularmente en Guerrero.