miércoles, 12 de abril de 2017

Sin disminución de la violencia, los esfuerzos por atraer turismo corren riesgo de fracasar: PAN.

 

Baldemar  Gómez  Roque

 

Chilpancingo Gro, a  12 de abril de 2017.-El Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional en Guerrero, a través de su Presidente el C.P. Marco Antonio Maganda Villalva, se congratuló de que a pesar del repunte de la violencia, el periodo vacacional de semana santa haya iniciado con buena afluencia de visitantes y la expectativa es que pueda cerrar el fin de semana con lleno completo en las hospederías de Acapulco y otros puntos de la entidad.

 

 Dijo que es "reconocible todo esfuerzo que las autoridades gubernamentales y privadas hagan por mantener a Acapulco como el lugar preferido de México y muchas partes del mundo".

 

El Presidente del Partido blanquiazul en Guerrero manifestó que sin embargo no deja de ser preocupante que aun con el blindaje de seguridad que se observa en zonas concurridas de Acapulco, sigan registrándose hechos de violencia colocando a este centro turístico como el más violento del País, generando una mala imagen que ahuyenta a sectores de visitantes nacionales y extranjeros con mayor poder adquisitivo.

 

Señaló que "tenemos a un mercado del centro del país que es fiel y que por la cercanía prefiere venir a este lugar, dejando una derrama económica importante, pero insuficiente para apuntalar financieramente a las empresas que dependen de ese sector, que se han visto afectadas por la baja del número de sus clientes y que incluso muchas de ellas han preferido cerrar por las frecuentes extorsiones de que son objeto y este escenario en conjunto nos resta competitividad frente a otros destinos turísticos".

 

Maganda Villalva reiteró su exigencia al Gobernador Héctor Astudillo Flores y al Presidente Enrique Peña Nieto, para que cumplan con sus ofrecimientos de regresar la Paz a Guerrero, pues  todos los esfuerzos que se realizan por atraer a visitantes, no lo deseamos, pero corren gran riesgo de fracasar si no se obtienen mejores resultados en los índices de seguridad, pues ningún visitante concurre a un lugar por muy atractivo que sea, si no está garantizada su seguridad y la de su familia.

 

 Señaló que el problema de seguridad si afecta la imagen de nuestro destino, aunque las autoridades digan otra cosa, y persiste la descoordinación hasta en la estrategia de comunicación y manejo de crisis, siendo un ejemplo claro el caso de los asesinados en un Bar de Ixtapa Zihuatanejo, donde el Vocero de Seguridad declaró que fue un enfrentamiento entre bandas criminales, y el Gobernador dijo que fue un problema entre un cliente y meseros del lugar; y esto ya no puede seguir así, pues los guerrerenses demandamos que ya llegue el Orden y Paz prometidos en campaña para tod@s l@s guerrerenses", concluyó.