domingo, 14 de mayo de 2017

Guerrero bajo fuego. ¿Qué hacer?


Staff de TI

Guerrero vive una auténtica guerra no declarada, donde hay más muertos que otras partes del mundo que ocupan las primeras planas de diversos medios de comunicación, a diferencia de la sufrida entidad suriana que apenas si merece una que otra mención.
Por solo poner un ejemplo, en Venezuela, donde las voces de los opinadores más conocidos casi piden a gritos golpe de estado, ha habido unos 40 muertos desde que empezó el conflicto con el ascenso de la lucha callejera de la oposición al régimen, en tanto, en Guerrero, sólo  entre este fin de semana se rebasó ese número: 50, hasta una hora antes de cerrar el domingo.
Cinco incidentes de los últimos cuatro días, reflejan lo que ocurre en la entidad guerrerense: En Tierra Caliente, la delincuencia organizada tomó violentamente los accesos de 7 de los nueve municipios; uso 160 vehículos para bloquear y la lenta respuesta del Estado se vio entorpecida debido a que ni las grúas ni las gasolineras de la zona les prestaron sus servicios. Ahí mismo, el secuestro y amenazas a un grupo de audaces periodistas que se adentraron a la región buscando información de primera mano de lo que ahí ocurría, sirvió de testimonio de la falta de control del Estado en una de las regiones más importantes de la entidad.
En Acapulco, quemaron más de 80 locales de un mercado adyacente a la Central de Abastos y asesinaron a tres jóvenes en la zona Diamante.
En Chilapa aparecieron cuatro personas decapitadas más en lo que parece ser ya algo cotidiano en ese municipio, donde es evidente la falta de gobierno y menos de gobernanza.
En Tierra Colorada, se enfrentan las dos agrupaciones de autodefensas: FUSDEG y UPOEG, por el control del territorio, sin mediar causa inmediata aparente. Solo un aviso de éstos últimos de que están cerca y que van a la cabecera municipal.
Los hechos reflejan que en una buena parte de la entidad, al menos Tierra Caliente, Zona Norte y Zona Centro, carecen de un verdadero control del estado, en donde el problema de la inseguridad no es más que sólo la prueba más burda de que el gobierno no manda ahí, no gobierna pues. Mientras que en dos regiones más, Acapulco y Costa Grande, lo hace con mucha dificultad.
La situación es tan grave que debería de obligar a los actores políticos a unirse para buscar soluciones, pero resulta que la reacción de buena parte de éstos en vez de ello recurren a las acusaciones, a la búsqueda de culpables en lo más cercano, en el del partido de enfrente, sin entender que la división en este momento puede significar la muerte no sólo política sino física.
Solo una clase política mediocre y carroñera puede creer que en este momento la solución a la explosiva situación de inseguridad y violencia sea la salida del gobernador Héctor Astudillo Flores, uno de los políticos más sensatos provenientes del priismo, sobre todo si se le compara con la mano represiva de los que de ese partido han gobernador antaño y han sido responsables de cientos de desaparecidos en una irresuelta guerra sucia; o bien, caer en la estupidez de culpar al gobierno que se fue, sea del partido que sea, de ser los responsables de lo que se vive, como si eso quitara responsabilidad al que gobierna actualmente.
Señores de la clase política de Guerrero, es hora de unidad real, en torno a este problema,  aunque luego sigan compitiendo por el poder. En este momento se debe hacer una tregua, pero real, sentarse a una mesa todas las expresiones políticas y exigir no solo al gabinete de seguridad estatal o a las casi indefensas policías municipales, sino a la federación, la aplicación de toda la fuerza del estado en Guerrero, en un vasto operativo de desarme, dejando de lado por el momento otros problemas, como el propio trasiego o cultivo de drogas, que es histórico en la entidad y que por cierto no tiene partido político, para atender únicamente el problema de seguridad.
Toda la clase política de Guerrero, incluidos los periodistas que de alguna manera forman parte de ellas, aunque no por militancia sino por su incidencia con la información, debieran pedir al presidente Enrique Peña Nieto, un pronunciamiento especial a la voz de ya.

xxx Trasfondo informativo. Los mejores reportajes en TV, MARTES Y JUEVES a las 9:00 de la noche en el canal 76 de Cablemas-IZZI, o en www.facebook.com/trasfondoinformativo