martes, 11 de julio de 2017

El gobierno de Guerrero pretende minimizar la masacre del penal de las Cruces: Beatriz Mojica

Baldemar  Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., 11 de julio de 2017.- La Secretaria General del PRD Beatriz Mojica Morga advirtió que el gobierno de Guerrero  pretende minimizar el grave problema que ocurrió en el penal de Las Cruces en pasado 6 de julio, y consideró insuficiente la destitución  del director del penal, y que se investigue la actuación de tres custodios.

Al ser entrevistada, dijo, que, "el origen de esta tragedia --agregó--, va más allá de la responsabilidad de los custodios y el director del penal cesado.  Tiene que ver con la corrupción por acción o por omisión de los mandos superiores en los órdenes de gobierno estatal y federal".

Dio a conocer que la postura del Comité Ejecutivo Nacional del PRD va en el sentido de que se realice una investigación exhaustiva "a toda la cadena de mando en el sistema de Prevención y Readaptación", por ello, --agregó-- deben ser separados del cargo el Secretario de Seguridad Pública y el secretario general de Gobierno.

Beatriz Mojica, alertó que Guerrero naufraga en una espiral de violencia, donde la suma de muertos ya rebasa las cuatro mil vidas humanas, sin que la autoridad federal haga caso a la demanda de que asuma el control total de la seguridad en un Estado Fallido como es Guerrero.

Calificó como irresponsable la inacción del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y del presidente Enrique Peña Nieto, porque condena a los guerrerenses a sufrir más violencia ante la crisis de inseguridad que vive la entidad.

Criticó que el gobierno de Guerrero se convierta en un obstáculo para conocer qué ocurrió realmente en el Penal de las Cruces, y consideró fundamental atender el exhorto que hace la ONU para que se realice una investigación exhaustiva, ante la presunción de que el número de víctimas sea mayor, o se hayan fugado cabecillas del narcotráfico.

Beatriz Mojica recordó que el sistema de readaptación penal del país, ha colapsado en diversas ocasiones a lo largo de la administración de Enrique Peña Nieto, con saldos de centenares de muertos, dejando al descubierto que el control en los penales lo ejercen los delincuentes en virtud de una posible colusión entre autoridades estatales y el disimulo de la federación.

Subrayo: "las masacres de Topo Chico en Nuevo León; del Penal de la Cruces en Guerrero; la fuga masiva de 29 reos en Ciudad Victoria, así como las dos fugas del Chapo, son algunas de las expresiones más visibles de una crisis que se vive en este importante eslabón de la cadena de justicia".

Refirió que a lo largo de estos, años "se han documentado graves irregularidades en los mal llamado Centros de Readaptación Social como la sobrepoblación carcelaria, violaciones a los derechos humanos de los reclusos, venta de drogas y la operación de bandas delincuenciales al interior de las cárceles".

Por eso consideró que la escalada de violencia que vive el país, tiene como origen la impunidad. Y advirtió que la disfuncionalidad de la Procuración y Administración de Justicia, la penetración de la delincuencia de los cuerpos policiacos y los sistemas de readaptación sociales en las entidades, "no permiten ver una solución en el corto plazo", concluyó.