martes, 11 de julio de 2017

El Obispo Salvador Rangel responsabiliza al gobierno por la matanza de 28 reos en el penal de Las Cruces

 Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro., a 11 de julio del 2017.-Salvador Rangel Mendoza, Obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, responsabilizó al gobierno del estado de la  masacre sucedida en el Penal de Las Cruces en el Puerto de Acapulco, mismo que se debió a la descoordinación, de las autoridades  estatales, así como a la falta de prevención, hacinamiento y desatención al problema de sobrepoblación.

Advirtió luego de haber presidido  un evento de sacerdotes realizado en el municipio de Zumpango del Río, "la simulación, la corrupción y la impunidad, son la causa de hechos como la masacre de 28 presos en el cereso de Las Cruces, ubicado en el Puerto de Acapulco. Se sabe que fueron más las víctimas, pero se oculta la verdad", denunció el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

Luego de la  violencia que se presenta en la entidad, obispos de las cuatro diócesis de Guerrero, iniciaron un encuentro en búsqueda de la paz con misericordia en el que se abordaron varios temas, dentro de los cuales destacan la violencia e inseguridad en Guerrero, así como los caminos que nos pudieran llevar a una paz duradera y la función de la iglesia ante esta situación de de violencia.

Insistió que el gran mal es la corrupción "vemos cómo los custodios están implicados; cómo es posible, que en una cárcel a las cuatro de la mañana, donde hay puertas de seguridad de un lado a otro ¿quién las abrió, y por orden de quién?. Para mí, es la corrupción, y la impunidad que se está viviendo, la causa de este problema".

Rangel Mendoza,  aclaró que tampoco toda la responsabilidad recae en el gobierno "debemos ser bien conscientes, que hay una corrupción en la sociedad, los valores nos están fallando. A la autoridad ya se le había informado, y es grande su responsabilidad. Las cárceles están súper llenas".

El Obispo Salvador Rangel Mendoza, expresó: "Se me hace muy raro, que siempre en las guerras hay más heridos que muertos en una batalla. Aquí en Acapulco, milagrosamente, hay una excepción, hay más muertos que heridos, y eso no lo creo. Tuvo que haber algo más, en la lógica no puede ser que solo haya habido tres heridos. Ni que se hayan asesinado unos contra otros, ni que fuera la "Guerra de Masada".

 "la CONAGO, hizo una policía para atender el caso los carros robados. Esa policía fue a Acapulco, y en tres días solo recogieron 13 carros, y creo que esas acciones son de fotografía. En esos días casualmente fui con dos monjitas a la Sierra de Guerrero, y les dije que contaran los carros sin placas, y en menos de media hora, contaron cien, el gobierno sabe dónde está el problema", recalco.

Donde consideró que el país debe estar muy atento a lo que ocurre en Guerrero "sigue siendo la entidad y la ventana del mundo. Todos nos vigilan, y cualquier cosa que sucede el mundo se entera", reiteró. Sostuvo que "desgraciadamente los asesinatos van a la alza. El problema de Acapulco, es también por el hacinamiento que hay en esas cárceles. Es el resultado de la gran violencia y delincuencia que se está viviendo en el país".

Lo mismo el problema de los desplazados "la gente se está saliendo de sus comunidades, de por sí viven en la pobreza, y luego viene el desarraigo de su tierra".

 Pero rechazó que haya desaparecido en México la lucha de clases "simplemente tenemos 129 millones de habitantes, 60 por ciento vive en la pobreza, y otros viven totalmente  en la miseria, y la necesidad hace que la gente rompa la ley y lo establecido. Por ejemplo, en la Sierra de Guerrero, la gente la siembra porque no tiene otra opción, si se les quita la amapola la gente se muere de hambre. Las clases sociales existen".

Así mismo, recordó que se ha reunido con los familiares de los desaparecidos "y veo que la mayoría son gente súper pobre, y porqué sus hijos han delinquido, o desaparecido, porque no tuvieron otra opción, y es el único camino que encontró esa gente pobre. No hay equidad social ni económica, tenemos muy pocos ricos, y muchísimos pobres".

En relación a su encuentro con sacerdotes, señaló "vamos a analizar una línea pastoral que nos trazamos, que es buscar la paz con misericordia. Lo que vamos a hacer es analizar en cada una de las diócesis, qué estamos haciendo en favor de la paz, en favor de la misericordia, y la atención a las víctimas y a los victimarios".

Adelantó que habrá un documento final "con las experiencias de todo Guerrero, y el camino que sugerimos, no solo a los católicos, sino a todos, sobre todo ver qué estamos haciendo por las víctimas, y si hemos educado para la paz, para hacer una sociedad menos belicosa, y más pacífica".

En este mismo tema el gobernador Astudillo Flores, ratificó que fueron trasladados 13 reos del penal de Las Cruces a ceresos de máxima seguridad para evitar que se repita algún enfrentamiento o riña al interior de dicho Centro de Readaptación Social.

Lo señaló al ser entrevistado ayer por la mañana, después de presidir en la 35 Zona Militar, junto con el Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Enrique Miranda Nava, el evento del Programa para la Estructura de los Mil 200 Comedores Comunitarios para la Reacción Inmediata ante Contingencias Ambientales, señaló de manera escueta que "por ahora han sido los únicos que se trasladaron".

Ya que señaló que a que penales fueron trasladados los reos, manifestó que "a un penal de máxima seguridad, del cual no dijo dónde, porque no es de su conveniente".  "No hay y ni hubo ningún reo prófugo, por lo que los rumores que se difundieron son falsos y los informes que se dieron son los reales", concluyó.