martes, 4 de julio de 2017

Exhorta el congreso a la Ssa y a la SEG medidas de prevención por virus coxsackie: Iván Pachuca

Baldemar Gómez  Roque

Chilpancingo Gro, 4 de julio del 2017.- El diputado local Iván Pachuca Domínguez, quien argumentó que Guerrero ha venido ocupando los primeros lugares en contagios por influenza, Dengue, Chikungunya, Zika y Síndrome de Guillain-Barré, derivado de la pasividad de la Secretaría de Salud para prevenir, controlar  y erradicar  el problema de manera pronta y eficaz, que a la postre se ha convertido en un problema de salud pública.

Por eso el pleno Congreso local, aprobó por unanimidad y como un asunto de urgente y obvia resolución exhortar a la Secretaría de Salud y a la Secretaría de Educación en Guerrero, para que de manera coordinada implementen un programa de prevención y vigilancia a guarderías, escuelas de todos los niveles educativos y población en general, ante un posible brote del virus coxsackie en el estado.

El punto de acuerdo fue promovido por el diputado panista Iván Pachuca Domínguez, quien argumentó que Guerrero ha venido ocupando los primeros lugares en contagios por influenza, Dengue, Chikungunya, Zika y Síndrome de Guillain-Barré, derivado de la pasividad de la Secretaría de Salud para prevenir, controlar  y erradicar  el problema de manera pronta y eficaz, que a la postre se ha convertido en un problema de salud pública, donde consideró que ante la amenaza del  virus de Coxsackie, es necesario que en Guerrero se prevenga ante una posible afectación de salud de los guerrerenses.

Derivado de que en diferentes entidades federativas se han detectado brotes  del virusCoxsackie, el diputado Iván Pachuca urgió a la Secretaría de Salud del estado de Guerrero, esté preparada para prevenir y en su caso, controlar un posible brote de coxsackieen la entidad, por lo cual debe implementar un programa de prevención y alerta a la ciudadanía sobre la enfermedad también llamada de boca-mano-pie, y no esperar que los tome por sorpresa, convirtiéndose en una epidemia, poniendo en riesgo la salud de los menores.

Pidió que el programa tenga como objetivo principal el informar oportunamente a la población, de las medidas preventivas, la sintomatología que produce el virus, y las recomendaciones a seguir en el  tratamiento de la enfermedad.

Las acciones solicitadas, deben implementarse en coordinación con la Secretaría de Educación Guerrero, en razón, de que el  virus de Coxsackie, ataca principalmente a niños del nivel educativo inicial y básico, por lo que es necesario llevar una vigilancia y control de los casos que se pudieran presentar en las aulas escolares, haciendo partícipes a padres de familia y personal docente.

Puntualizó que no se trata de alarmar a la población, sino de que las autoridades de salud, adopten nuevas estrategias que conlleven a la prevención de enfermedades infectocontagiosas, mediante una actitud de servicio responsable y de respeto por la protección a la vida de las familias de Guerrero.

Ante los argumentos presentados por el diputado panista, la plenaria legislativa aprobó por unanimidad y como un asunto de urgente y obvia resolución, exhortaral gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, para que en el ejercicio de sus facultades, instruya al titular de la Secretaría de Salud del Estado, Carlos de la Peña Pintos, y al titular de la Secretaría de Educación en Guerrero,José Luis González de la Vega Otero para que en uso de sus facultades y de manera coordinada implementen un programa de prevención y vigilancia a guarderías, escuelas de todos los niveles educativos y población en general, sobre un posible brote del virus coxsackie en el estado de Guerrero.

El virus de Coxsackie, también conocida como la enfermedad de boca-mano-pie, es enfermedad infantil común y leve causada por un virus llamado Coxsackie.

La Secretaría de Salud Federal tiene catalogado el virus de Coxsackie, como una enfermedad altamente contagiosa, transmitida principalmente a niños que conviven en las guarderías y escuelas, los primeros síntomas se pueden presentar de tres a cinco días, a partir del contagio y puede durar de siete a diez días.

La infección viral puede provocar fiebre, dolor de cabeza, erupción con ampollas pequeñas en las manos, pies y boca, sarpullido, dolor de garganta, pérdida de apetito, síntomas que se presentan con mayor frecuencia en niños, concluyó.