jueves, 27 de julio de 2017

Hacia el México del siglo XXI; Frente amplio

México tiene que cambiar, ni duda cabe. Este país actual que tenemos no responde ya a las condiciones de la mayoría, donde un 95 por ciento de la población vive con menos de cinco salarios mínimos, y eso hablando de un mísero salario establecido con fuertes amarras a la baja y que no cumple con los preceptos constitucionales de garantizar vivienda, educación, sustento dignos así como recreación.

Un país de más de 20 mil homicidios tan solo en el año pasado, según cifras del INEGI y donde el poder presidencial se ha convertido en un cerrojo que impide la vida soberana de los estados y los municipios y donde los poderes legislativo y judicial no han alcanzado una verdadera independencia.

Si me apuran, México necesita una nueva constitución, pero siendo realista y pese a los cambios políticos que se observan en el Mundo, no creo que en el 2018 se plantee este asunto, ni siquiera el de los bajos salarios, pero lo que sí se puede avanzar es el cambio de régimen, como planteó hace poco Héctor Bautista, de la expresión perredista de ADN y como se está consensuando entre diversas fuerzas políticas, incluyendo aquellos partidos denominados pequeños que se cansaron de ser paleros del PRI y que saben que en un régimen parlamentario y en un nuevo esquema político al que se puede llegar por una amplia alianza, serán actores en vez de comparsas.

Para dar ese salto, hará falta que el PAN no se entregue a la soberbia, al son de las encuestas que lo ponen en empate técnico con Morena, y que Morena se baje de la soberbia mesiánica de un líder que puede aportar mucho más a la Nación, que un mesías que mira al pasado como remedio de los males, en vez de mirar para adelante.

Hace falta también que la parte del PRI que aún tiene en su seno estadistas, rompa, formal o no formalmente con lo peor que se ha apoderado de ese partido; que el PVEM reclame su valor real como propuesta ecológica del actual siglo, que el PANAL, pase de ser un juguete en manos de algunos a ser el partido que dice ser y que, el resto de partidos, PRD, MC, PT, PES,  e incluso organizaciones sociales y candidatos independientes, asuman su papel ante la historia.

Parecieran sueños de quienes hacemos Trasfondo informativo, pero las cifras de las encuestas y los avances de los posicionamientos nacionales de las diversas fuerzas y corrientes políticas, indican que el Frente Amplio Opositor, se va configurando y va ganando adeptos en todos los estratos.

Además, no se trata solo de la utopía de quienes, como nosotros, queremos ver a un país mejor, (y cuando decimos país no pensamos en algo concreto, sino en sus trabajadores de carne de hueso), sino que aún para quienes actúan con pragmatismo, ya es obvio que si la pelea cerrada está entre Morena y el PAN, serán las alianzas entre ellos y los otros partidos y entre el PRI y los demás, lo que dará a un aspirante fuerte a ganar con buen margen de votos.

Y, si bien a nivel nacional el avance de la tendencia es hacia un frente amplio que pueda ganarle al PRI o a Morena, no hay que descartar una variable que haga que Morena sea parte de ese cambio e incluso, de que el propio PRI plantee algo nuevo para su historia y en vez de perder la elección, como todo indica sucederá, se sume al cambio que se necesita.

Ese cambio nacional, también se ve venir, empujará hacia el fortalecimiento de las izquierdas en Guerrero,con un congreso local, donde el PRI perderá su mayoría y los principales municipales de la entidad.

Al tiempo...



xxx Trasfondo informativo. Los mejores reportajes en TV, MARTES Y JUEVES a las 9:00 de la noche en el canal 76 de Cablemas-IZZI, o en www.facebook.com/trasfondoinformativo