miércoles, 12 de julio de 2017

Se va analizar la posibilidad de que un comando armado haya ejecutado a los reos en el penal de Las Cruces: Codehum

 

 

Baldemar Gómez  Roque

 

Chilpancingo, Gro., a 12 de julio.-El presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum), Ramón Navarrete Magdaleno, confirmó que todas las líneas de investigación son válidas con relación a los hechos ocurridos en el cereso de Acapulco, en donde perdieron la vida 28 reclusos, incluida la que se menciona de que probablemente un comando  habría incursionado ese día.

 

Reconoció que existe  información que no se dio a conocer para no afectar las investigaciones "de entrada no tenemos evidencia, sí hay un rumor público de qué sucedió, pero no hemos encontrado ninguna evidencia", dijo Navarrete Magdaleno.

Subrayó: "hay detalles que obviamente son parte de la investigación, y que no se han manejado de manera pública, y que desde luego hay una obligación de la secrecía por la propia seguridad de quienes dan información, y de los que estamos investigando dentro del penal, que no es cosa menor. En una investigación no se descarta ninguna de las posibilidades, y que varíe el rumbo de la investigación".

 

Al ser entrevistado, este día en casa guerrero, en el marco de la celebración del Día del Abogado, expresó que la Coddehum, tiene en marcha un expediente que hoy se entregará a la CNDH, "derivado de esto podrían salir a relucir muchas cosas". Donde la CNDH ha realizado investigaciones "en Acapulco desde el pasado día 8(de julio) hemos estado presentes la Coddehum y la CNDH".

 

Recordó, "hay custodios que fueron llevados ante la justicia, y fueron trasladados a otro penal. Lo mismo los testigos fueron cambiados a otro penal, que no es el de Acapulco. En el penal de Acapulco, son más de mil 300 internos".

Del expediente que entregarán a la CNDH "no podemos decir porque las investigaciones tienen que ser sigilosas, para la seguridad de todos, incluida la Coddehum.

 

Pero la CNDH tiene a partir de hoy la investigación", insistió; eso sí reconoció que además del cereso de Acapulco, están los de Chilpancingo e Iguala, en donde hay sobresaturación, y que reciben reos del orden federal. "Son  los que traen arraigado el tema criminal, y que contaminan al resto de la población penitenciaria, que tienen delitos menores, porque se mezclan con reos federales".

 

Subrayó que desconocer el número de reos federales recluidos en el cereso de Acapulco que fueron trasladados a cárceles de máxima seguridad "no tengo el número, pero son más o menos los que se dicen. No se puede descartar que suceda en algún penal del país, lo que pasó en Acapulco", recalcó.

 

Por último el Secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, salió al paso a las críticas que hiciera ayer el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, quien dijo que había dudas en cuanto al número de reos muertos en el cereso de Acapulco "estuvieron ahí los representantes de la Coddehum, de la Comisión de Víctimas, el forense, el Fiscal(Xavier Olea), además de realizar una revisión exhaustiva del cereso de Acapulco".

 

Recalcó al respecto "si hubiera más víctimas (como lo afirmó el obispo), estarían las familias reclamando la presencia de las víctimas". "El obispo habla mucho, sería bueno que cada vez que hablara aportara fundamentos, y no solamente sus creencias personales", dijo Salazar Adame, concluyó.