lunes, 24 de julio de 2017

Seguridad ciudadana; relación gobierno y sociedad.

Por: Esteban Valdeolívar S.

En esta colaboración comentaré el libro Seguridad Ciudadana: visiones compartidas, de varios autores, coordinado por José Luis Estrada Rodríguez. La autores de la obra confluyen en un punto: el tema de la seguridad ciudadana, un nuevo concepto que replantea la relación entre le gobierno y la sociedad en las tareas de prevención de la violencia y el delito.

Si bien es cierto que la problemática más visible surge de la delincuencia organizada y la violencia producida por los grupos armados y el narcotráfico; el bullying, la ciber violencia, la violencia de género, el desarrollo de estereotipos y la violencia psicológica, también afectan a la sociedad.

La obra tiene el propósito de contribuir con sus propuestas y conclusiones a mejorar la percepción y la realidad de la lucha contra la delincuencia, sus resultados y para aumentar la seguridad ciudadana, por la preocupación tanto de ciudadanos, organizaciones sociales y autoridades frente a un problema que día a día se agrava y con orientaciones frente al temor que destruye la confianza, por la irreflexión, la ignorancia, el protagonismo y por la imitación, que van contra los hábitos de obediencia ciudadana indispensables para que el gobierno cumpla con eficiencia y eficacia su misión. El miedo a ser afectado en lo personal, en lo familiar y en nuestros bienes, alienta la búsqueda de la seguridad.

Los autores proponen  medidas que recuperen la confianza, más allá de la esperanza cotidiana en que funcionen las políticas de prevención y combate del delito, que son más efectivas, pero con resultados en el largo plazo, porque tienden a reconstruir el tejido social.

El delito se ha convertido en un factor importante para el ejercicio de la función pública, que desde el padre de familia, el maestro de escuela, los legisladores, los políticos y hasta el máximo gobernante lo tenemos presente. Por ello, ante los ojos de los ciudadanos, la responsabilidad del gobierno es ineludible para enfrentar exitosamente al delito para gobernar eficazmente, así como para rendir cuentas.

Este problema estructural es enfrentado con acciones gubernamentales tanto preventivas como correctivas, recursos públicos, capacitación, depuración, tecnología de punta, para hacer frente a este problema generalizado en la mayor parte del territorio, sin embargo, no ha sido suficiente.

De la lectura se desprende y destaca el debate sobre la crisis del estado de derecho con respecto a la seguridad y justicia, así como las formas de restaurar la legitimidad y la confianza de los ciudadanos a partir de la función policial. 
El riesgo está en vulnerar la democracia que se ha logrado implantar en nuestro país, la cual soporta grandes presiones y la exigencia de paz social. 

Se reconoce que hay un quiebre en el tema de la seguridad y que ahora la vinculación de los ciudadanos en las tareas de gobierno permite entender que solo con una relación estrecha entre ciudadanía y gobierno se podrá restaurar la tranquilidad social.

Como siempre, usted tienen la mejor opinión.
xxx Trasfondo informativo. Los mejores reportajes en TV, MARTES Y JUEVES a las 9:00 de la noche en el canal 76 de Cablemas-IZZI, o en www.facebook.com/trasfondoinformativo