jueves, 27 de julio de 2017

Alcalde podría ser sancionado, por policía falsos fallecidos en Ahuacuotzingo; el alcalde los uniformó y armó

Baldemar  Gómez Roque
Chilpancingo, Gro., a 27 de julio de 2017.- La secretaria ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Nybia Solís Peralta, señaló que los cinco policías asesinados el martes Ahuacuotzingo, durante el asalto a un vehículo de PROSPERA, no están  registrados en el Sistema Nacional de Seguridad Pública del estado, por es necesario poner atención debido que es tiempo de actuar.
Las cinco personas que fueron asesinadas durante la emboscada a la camioneta de Prospera en el municipio de Ahuacuotzingo el martes pasado no son policías, ya que, luego de revisar el padrón de policías municipales, ninguno de ellos aparece en él, por lo que se investigará cómo los tenía considerados el alcalde, ya que estaban uniformados y armados, por lo que podría ser sancionado, recalcó Nybia Solis Peralta, Secretaria Ejecutiva del Consejo de Seguridad Pública Estatal.
Al ser entrevistada, sostuvo que los cinco policías que iban resguardando el recurso del programa Prospera no estaban certificados y tampoco contaban con licencia para portar arma, por lo que el asunto ya está bajo investigación y se actuará en contra quien, o quienes resulten responsables, advirtió.
Aclaró que alcalde Gersaín Hernández Casarrubias los contrató y los armó sin respetar el procedimiento legal y reconoció que por eso debe haber una sanción para el presidente de Ahuacoutzingom región de la montaña, zona más pobre del país
Subrayó que Ahuacoutzingo cuenta con 36 elementos de la Policía municipal, 24 de ellos están evaluados y aprobados y 12 no, pero los elementos que venía resguardado la camioneta de prospera "no están dentro del registro nacional policial que lleva el Consejo de Seguridad Pública".
Afirmó que es necesario realizar una investigación del caso porque Ahuacoutzingo , debido que es un municipio que firmó el mando único y ha mandado constantemente a sus elementos a capacitarse, pero "sorprende por qué enviar a esas personas" es decir a los cinco policías asesinados.
"Estos elementos efectivamente que venían resguardando esa camioneta no están dentro de la fuerza municipal, esto es algo que reiteradamente hemos tratado de hablar con los municipios, que por favor nos ayuden, que cuando decidan incrementar su fuerza lo hagan de la manera correcta", dijo.
A pregunta expresa,  si el alcalde es el responsable de estos hechos, señaló: "Esto es una responsabilidad directa del alcalde, porque los alcaldes son los primeros responsables en la seguridad de sus municipios. Violó la norma, yo no entiendo cómo estén contratados, ustedes deben entender que es parte de toda la investigación que se está haciendo, lo que sí les puedo decir es que esos elementos no están en el registro nacional policial y eso es muy lamentable", recalcó.
Donde explico que antes de contratar a nuevos policías, el gobierno municipal está obligado a mandar a esas personas al Centro de Evaluación de Control y Confianza (C3), donde, en caso de aprobar, comienzan su formación inicial y capacitación, posteriormente se les hace otra evaluación para conocer si están en condiciones de portar un arma de fuego. "En este sentido el alcalde sí tiene elementos, tiene 24 elementos capacitados evaluados y aprobados, yo la verdad no me explico el sentido de que haya incorporado a elementos que no están evaluados ni capacitados y además que los haya armado".
Expresó que han acudido de manera  constante  a  los municipios para que regulen sus corporaciones de seguridad, y anunció que ante lo sucedido en Ahuacuotzingo, la dependencia que ella encabeza celebrará acercamientos con los 81 municipios para acelerar el proceso de certificación. "El gobernador  me instruyó que hagamos un operativo, una caravana para ir a los municipios para regularizar a los policías, porque es algo que reiteradamente sucede con los alcaldes, no le dan importancia a ellos".
Subrayó,  que los policías municipales en el estado, que fueron acreditados, pero siguen sin recibir las armas  de las cuales  les fueron retiradas por el Ejército desde 2014, dijo  que son mil 500 elementos en esta situación, y explicó que ahora se están certificando en portación de armas de fuego, concluyó.