jueves, 3 de agosto de 2017

Segob, advierte: “se mantendrá en Chichihualco la presencia de la PF, pese a manifestaciones ciudadanas”. La convivencia de delincuentes con ciudadanos, complica la lucha contra el narco, advierte

 

Baldemar Gómez  Roque

 

Chilpancingo, Gro., a 3 de agosto del 2017.-El  delegado federal de la Secretaría de Gobernación (Segob) en Guerrero, Ramiro Avila Morales, afirmó  que la Policía Federal se mantendrá en el municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), a pesar de las manifestaciones y bloqueos que realicen los diversos grupos de la ciudadanía. 

 

 Donde advirtió que en Guerrero, "conviven" varios grupos de la delincuencia organizada entre los sectores ciudadanos, lo cual complica el combate a "este gran problema".

 

Subrayó: "puntualmente, tanto el gobernador como las autoridades federales han trabajado, pero en Guerrero conviven varios grupos delincuenciales y eso hace complicada también la parte del combate a este gran problema, y el otro tema que es fundamental, la siembra y trasiego de droga", indicó. 

 

Sostuvo que los Gobierno Federal y Estatal de  manera coordinada  han hecho esfuerzos para la desarticulación de bandas y aprehensión de varios delincuentes, pero aceptó que se tiene una complicación referente al tema del narcotráfico y la proliferación y la lucha entre grupos delincuenciales. 

 

A pregunta expresa, en relación a las protesta, que han llevado a cabo  los pobladores del municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco) en contra de elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP), el delegado de Gobernación declaró que la federación está dando un golpe de manera frontal en contra de los grupos delincuenciales, por lo que habrá de mantenerse en esa ruta. 

 

Dijo  que "un grupo" de ciudadanos exige que ya no haya presencia de la policía de ningún tipo, pero hay que aclarar que no es todo el pueblo, sino un grupo muy reducido, mismo que es condicionado y manipulado por personas peligrosas, quienes actúan de mala fe.

 

Aplaudió  las declaraciones realizadas  por  parte del  Gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores, en el sentido de que la Policía Federal debe permanecer, y respecto a la violencia en general, defendió que es un problema que no se generó a la llegada de Astudillo, sino que "es un tema que heredó y que se ha venido conflictuando, y que se ha venido complicando", reiteró.

 

Por otra parte en relación de las  declaraciones  hecha por el Obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, en el sentido de que los resultados en materia de seguridad no se han dado en los municipios con mayor incidencia delincuencial, comentó: respondió: "El Obispo ha sido últimamente muy activo en el tema de declaraciones, en lo personal, respeto la opinión de todos, no la comparto definitivamente porque los resultados están a la vista en materia de que también ha habido aprehensiones importantes, se han desarticulado bandas que han estado operando", concluyó.