miércoles, 9 de agosto de 2017

También demandan la intervención del gobierno federal para que tome cartas en el asunto y sancione al funcionario estatal Protestan policías en la Codehum; exigen cese de Pedro Almazán por haberlos despedido injustificadamente

Baldemar  Gómez  Roque

Chilpancingo, Gro., a 9 de agosto del 2017.-Policías estatales que fueron despedidos protestaron esta mañana en la explanada de la Codehum, donde con mantas y pancartas exigieron la destitución de Pedro Almazán Cervantes, secretario de Seguridad Pública del estado  por haberlos despedido injustificadamente y también demanda la intervención del gobierno federal para que tome cartas en el asunto y sancione a este funcionario estatal.

Ex elementos de la Policía del Estado de Guerrero, despedidos el pasado 31 de mayo de este año en curso,  piden la intervención de la federación en el proceso de que sea liquidado  o  reinstalado  a  su trabajo; exigen  al presidente de México Enrique Peña Nieto, para que sea destituido el  secretario de  seguridad pública del estado  Pedro Almazan Cervantes, por prepotente.

Además arremetieron contra los integrantes de la comisión de los derechos humanos, debidos que se ha puesto a disposición de las autoridades, "al decir que las autoridades están en su derecho de despedirlo, que no han tomado en cuenta los causales, los motivos que se les está separando del cargo; mismo que les  hace falta a las autoridades que investiguen los casos".

Piden al  presidente de la república, Enrique Peña Nieto que aplique su reforma de 2013, de no consentir abusos de poder por parte de los servidores públicos en ningún estado, lo cual dijeron, no se está cumpliendo en Guerrero, y siguen las violaciones a los derechos humanos.

Las autoridades, han dicho que ellos tienen la razón, sin poder investigar, dijeron los ex policías en protesta, pero que les hace falta a los funcionarios desarrollar desahogo de prueba, "todo en totalmente autoritario", mismo que las negociaciones se han ido abajo en donde se pretendía hacer unas lista de los nombres que algunos ex policías iban hacer reinstalados  y otros podrían aceptar el finiquitado, "pero toda la negociación se fue abajo, por prepotencia por parte de los funcionarios de seguridad pública".

"El gobierno es muy chismoso, pone una fecha para  la mesa de trabajo  y luego dice otra, es decir les gusta chimultrufiar",  donde recalcaron que  las autoridades les han dicho que ya no puede reincorporarlos  nadie, debido que la misma ley, lo marca que violaron los estatutos, "la misma ley prohíbe que los policías que han sido cesado, sean otra vez incorporado".

Por eso hicieron un llamado al  gobernador del estado Héctor Astudillo Flores, que sea sensible con ellos y que  vea la manera de cómo poderlos ayudar,  solicitando que se inicien procedimientos administrativos en contra del titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, el General, Pedro Almazán Cervantes y otros mandos de esta corporación, por supuestos abusos de autoridad.

Dijeron que han llegado  hasta las instancias federales, luego de que en el estado, les fueron cerradas todas las puertas y  suspendidas las mesas de diálogo con la secretaría y el propio gobernador, incluso, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, les dio la espalda de último momento, al darle el lado al gobierno del estado.

Dijeron que a fin de que no se permita que los funcionarios estatales cometan, este tipo de abusos en contra de la clase trabajadora, y que en este caso ha dejado sin sustento a más de 200 familias, que son los uniformados. Expusieron que el pasado 16 de junio, fueron notificado a las instancias estatales, en  cesarlo  de manera inmediata.   Y es la  fecha que comenzó los  hostigamientos  en contra de los ex policías; pero  los uniformados piden que  sean liquidados conforme a derecho que marca la ley.

 Recordaron que los que están separados del cargo son  176 policías estatales,  donde el único  delito que cometieron, "protestamos para que no se nos violen nuestros derechos, es decir tener derechos  estar  un rato mas con nuestras  familias".

Subrayaron, que "ponemos en conocimiento a la ciudadanía que aún las autoridades estatales siguen haciendo actos represivos en nuestro agravio, nos han negado la entrada a las instituciones públicas, nos han negado nuestro salario, viáticos, constancias de servicio y el bono del Día del Padre".

Por último, exigen al presidente Enrique Peña Nieto, que sancione al secretario de seguridad publica Pedro Almazan Cervantes, y se aplique en su reforma de 2013, donde plasma que  no se puede cometer  abusos de poder por parte de los servidores públicos en ningún estado,  unos de los estados que se viola  esta ley es en Guerrero; luego responsabilizan a las autoridades  de los que se les puede suceder a los  todos los elementos que fueron cesados y quienes protestan, concluyó.