jueves, 4 de mayo de 2017

Les fue impedida la instalación del tianguis comercial que año con año instalan en el corredor cultural Riesgo de enfrentamiento entre comerciantes ambulantes foráneos y agentes de gobernación Baldemar Gómez Roque Chilpancingo Gro, a 4 de mayo del 2017.-


Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo Gro, a 4 de mayo del 2017.-Comerciantes ambulantes que fueron encabezados por el empresario Pioquinto Damián Huato estuvieron de enfrentarse a golpes con agentes de gobernación municipal;  ayer por la mañana les impidieron instalar el tianguis comercial que año con año colocan del cinco al 17 de mayo en el corredor  cultural ubicado justo frente al Museo Regional de Guerrero.

El líder empresarial,  relató que debido a la crisis por la que atraviesa el comercio en Chilpancingo, desde el año pasado solicitaron al gobierno municipal autorización para instalar cuatro ferias comerciales durante el 2017 en la plaza cívica de la capital, estas  aprovecharían las fechas especiales como el día del amor y la amistad, así como el día de las madres.

Recordó  que el propio alcalde Marco Antonio Leyva Mena, les firmó una hoja donde  autorizaba la instalación de estas ferias; por ello, a mediados del mes de abril hicieron llegar al gobierno municipal la solicitud para ocupar la plaza cívica a partir del día cinco de mayo y hasta el día quince, es decir once días de feria comercial.

Mismo que el  gobierno municipal no respondió a la solicitud de tal forma que considerando que tenían una autorización previa del alcalde no habría ningún problema para que se instalara, debido a eso la noche del miércoles empezaron a colocar sus toldos que albergarían los comercios.

 Ayer jueves el personal de gobernación municipal, se presentó a retirar los toldos y entregaron a la dirigencia de la Canaco un escrito fechado el tres de mayo, en el que se les niega permiso para instalarse, argumentando que la plaza cívica es un centro histórico que no puede ser utilizado para actividades comerciales. Donde el personal de gobernación empezó a cortar la piola con que se amarró la lona de los toldos y fue entonces cuando los comerciantes arremetieron contra los agentes para impedir que terminaran de quitarlos, esto generó empujones de ambas partes, después los empelados municipales se replegaron para evitar que creciera el conflicto.

 Indicó que es una irresponsabilidad del gobierno municipal primero no responder el escrito que les enviaron, después utilizar la fuerza para amedrentarlos, pues en su mayoría son mujeres quienes se encontraban preparando sus cosas para instalarse.

"Nosotros tenemos un documento firmado por Marco Antonio Leyva Mena y si él se quiere retractar de su palabra no hay problema sólo que tenga el valor civil de venir y decírselo a los comerciantes, que les diga que no podrán vender y su inversión que hicieron se va a la basura, que sus familias no tendrán para comer, sólo porque él decidió faltar a su palabra", concluyó.